Orígenes

La actual Hermandad de las Aguas proviene de la fusión en dos diferentes épocas de tres Hermandades, dos de las que hoy consideramos de Gloria y otra de Penitencia.

escudo rosario antiguoLa Hermandad de la Santa Cruz, cuya fundación puede datarse sobre 1635 y que desde entonces reside en un antiguo humilladero frente a las Atarazanas Reales, que a día de hoy es la Capilla de Nuestra Señora del Rosario.

La Congregación del Rosario, cuya fundación está datada el 24 de Marzo de 1697 en el Antiguo Convento de Nuestra Señora del Pópulo, espacio que hoy ocupa el actual Mercado del Arenal.

Y la Hermandad de Penitencia de las Aguas fundada en 1750 en el Convento de San Jacinto de Triana.

Las dos primeras hermandades se fusionan el 17 de Enero de 1738 con la inicial intención de acoger a una decadente Congregación del Rosario. Sin embargo las costumbres de la época y la devoción al Santo Rosario hacen más pujante a la Titular Gloriosa llegando a encumbrarla, en pocos años, como Titular de la Capilla que hoy conocemos, llamándose popularmente a la Hermandad: Rosario de la Resolana. La Resolana del Río era el nombre con el que se conocía a esta zona del actual Barrio del Arenal, extramuros de la ciudad de Sevilla entre las Atarazanas y la ribera del Guadalquivir.

La Hermandad de Gloria resultante vivió momentos de gran esplendor y padeció las severidades y los rigores del periodo histórico que le tocó vivir a la ciudad de Sevilla, del mismo modo que al otro lado del río, en Triana, igual le sucedía a la Hermandad de Penitencia de las Aguas.

El destino suele caminar de forma caprichosa por la Historia y en el caso de nuestra Hermandad, es llamativa la casualidad que hizo que el grupo de jóvenes que reorganizó la Hermandad de Penitencia en 1891, un año antes tuvo como lugar de reunión la propia Capilla del Rosario, lugar que pasó a ser la sede canónica de la Hermandad que hoy conocemos a partir de la fusión del 12 de Diciembre de 1977.

 

Ir al S. XVIII

 

 

Hermandad del Rosario

Los primeros años después de la Fusión entre la Hermandad de la Santa Cruz y la Congregación de Nuestra Señora del Rosario en 1738 son esplendorosos, encargándose la imagen de Nuestra Señora del Rosario que hoy conocemos y que está atribuida a Pedro Duque Cornejo o a alguien próximo a su círculo artístico.

El Real Decreto de Carlos III de 25 de Junio de 1783 por el que todas las Hermandades deben presentar sus Reglas al Real y Supremo Consejo de Castilla y la Invasión Francesa de 1810 que utilizó como fragua y herrería para caballos la Capilla de Nuestra Señora del Rosario le pasó a la Hermandad una dura factura tanto en lo físico, perdiendo casi todos los enseres menos la Virgen (guardada en el domicilio del Mayordomo Don Fernando Zambrano) como en lo espiritual, decayendo la devoción por la interrupción de los Rosarios vespertinos.

La Capilla se reedifica y se abre al culto en 1815 gracias al esfuerzo de sus hermanos que ven como casi 50 años después vuelve a clausurarse el templo a causa de la Revolución de 1868 "La Gloriosa", repitiéndose la situación guardando a la Titular en el domicilio particular de unos hermanos. En 1876 se devuelve al culto pero con escasa asistencia de hermanos. La Hermandad languidece ante los duros golpes que la historia le proporciona a la vez que a su alrededor va levantándose el Barrio del Arenal que hoy conocemos.

En el año 1890 se reúnen en la Capilla para rezar el Santo Rosario un grupo de jóvenes que es el germen reorganizador de la Hermandad de Penitencia de las Aguas.

En 1892 una riada merma definitivamente a esta Corporación quedando abandonada toda actividad religiosa y quedando la Hermandad prácticamente disuelta.

Diez años más tarde la Hermandad de la Estrella de Triana propone fusionarse con la decadente Hermandad de Gloria para revitalizarla, restaurar el templo y tener sede propia en el Arenal. La propuesta que venía avalada por la casi totalidad de la Hermandad de la Estrella no prospera ante la negativa del párroco de Santa Ana.

Exiguos 12 hermanos son los que impulsan la difícil tarea de reorganizar la maltrecha Hermandad que consigue en Octubre de 1909 rehabilitar la Capilla abriéndola al culto y cinco años más tarde, el 11 de Octubre de 1914, hacer procesionar a la Virgen del Rosario.

En 1917 la Hermandad nombra Hermano Mayor Honorario al Cardenal de Sevilla Enrique Almaraz y Santos.

El Alzamiento Militar de 1936 trae a la Hermandad una vinculación con el Parque Divisionario de Artillería nº 2 establecido en las Antiguas Atarazanas sirviendo la Capilla como lugar de oración y referente del culto dominical para la tropa residente en tan cercano Cuartel.

En los primeros años de la década de los cincuenta se formaliza la concordia que ya existía con anterioridad hermanándose con la de Penitencia de las Aguas que entonces radicaba en la Iglesia de Santiago el Mayor, pasando varios hermanos a engrosar la nómina de la Hermandad del Rosario.

Pero a pesar del tremendo esfuerzo de algunos hermanos señalados, la Hermandad languidece hasta que consigue normalizar su vida con la fusión el 12 de Diciembre de 1977 con la Hermandad de las Aguas después de haber tenido un largo litigio sobre la propiedad de la Capilla con el acuartelamiento que a su alrededor se construyó y que hoy ocupa el espacio del Teatro de la Maestranza.

Las Aguas en San Bartolomé

El Sábado 10 de Diciembre de 1955 y tras un solemne traslado, el Cristo de las Aguas y la Virgen del Mayor Dolor llegan al Templo Parroquial de San Bartolomé acompañados de numerosísimas representaciones de Hermandades y recibidos por el Párroco Don Salvador Díaz Luque.

san bartolomeOtro cambio de sede a la búsqueda de un hogar que aquí si parecía definitivo, pero que duró escasos 22 años, trajeron a la Hermandad de las Aguas quizá el momento de mayor esplendor en el último siglo. Pero esa época radiante vino precedida de unas tensiones entre hermanos, de las que nuestra Cofradía no ha sabido desembarazarse en todo su recorrido histórico. Los nuevas tiempos son momentos de difícil adaptación para los tradicionalistas y quizá esto fue lo que sucedió para que una Gestora gobernase los designios de nuestra Hermandad durante tres años.

El triste y llorado fallecimiento de Ramón Gil García, sin descendencia masculina, quizá abrió la espita que la Hermandad necesitaba para evolucionar y adentrarse plenamente en el Siglo de Oro de las Cofradías.

La incorporación dentro de los órganos de Gobierno de nuestra Hermandad del nombrado años más tarde "Cofrade Ejemplar" Juan Delgado Alba supuso una auténtica revolución en el seno de nuestra corporación. Él, encabezando a un nutrido grupo de hermanos, abanderó el cambio de estilo y puso a nuestra Hermandad de entre las de mayor predilección de los cofrades de Sevilla.

- El dorado de las cartelas del canasto, sustituyendo los faroles por candelabros de guardabrisas dorados.

- El cambió de la Banda de Música tras el Paso de Misterio por una Agrupación Musical.

- La realización de nuevas insignias y nuevos juegos de varas siguiendo un estilo definido y marcado.

- La incorporación de numerosos hermanos, algunos de renombre en el panorama cofrade sevillano.

- La considerable ampliación del número de nazarenos que empezó a portar cera morada, haciéndoseles nuevas túnicas con tela de mayor calidad.

guadalupe1- Y, sobre todo, la incorporación en 1966 de una nueva Titular, María Santísima de Guadalupe obra del entonces adolescente Luis Álvarez Duarte un año antes, haciéndosela procesionar bajo Palio, y que concitó las devociones de muchos cofrades sevillanos y de más allá de nuestras lindes, proporcionando un soplo de aire fresco renovador a la vetusta corporación trianera.

A esos momentos de esplendor se le suman, también, los deseos de emancipación. Nuestra Hermandad piensa en un cambio de sede a la búsqueda de mayor independencia. Paralelamente la Hermandad del Rosario de la calle Dos de Mayo está a punto de desaparecer. Y es entonces cuando fructifican los estrechos lazos de unión entre los hermanos de la titular letífica y la Cofradía de Penitencia optándose por fusionarse y convivir a orillas del Guadalquivir en el Barrio del Arenal desechándose otras posibilidades de templos y lugares de culto.

 

Ir a la Iglesia de Santiago       Ir a la Actualidad

 

 

Actualidad

aguas capillaEl Lunes Santo 4 de Abril de 1977 la Cofradía de las Aguas sale desde la Iglesia de San Bartolomé y después de hacer puntual Estación de Penitencia a la Santa, Metropolitana y Patriarcal Iglesia Catedral de Sevilla se adentra en el Barrio del Arenal cruzando el Postigo del Aceite y entrando en una maltrecha Capilla de Nuestra Señora del Rosario. Obras posteriores adecentan el pequeño templo en el que inicia una nueva etapa la Corporación después del Decreto de Fusión de 12 de Diciembre de 1977.

aguas tercerosEn el destino de nuestra corporación tiene que venir grabado a fuego el carácter errante, ya que las obras de cimentación, en el anexo solar del acuartelamiento, para la realización del actual Teatro de la Maestranza, a finales de 1988, producen unas grietas en la cúpula y muros de la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, que obligan a la Corporación a abandonar su sede canónica el 12 de Febrero de 1989 para refugiarse en la Parroquia del Sagrario.

Gracias a la Hermandad de la Cena, la Hermandad de las Aguas realizo su Estación de Penitencia durante estos años, hasta 1993, desde la Iglesia de los Terceros.

cristo-de-las-aguas-entra-en-la-maestranza-1993Ese mismo año de 1993 y ya desde la remozada Capilla, el 12 de Junio, sale la imagen del Santísimo Cristo de las Aguas para presidir el Acto de Clausura y la posterior Eucaristía de los Cursillos de Cristiandad con motivo de la I Ultreya Europea que se celebró en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

En la Cuaresma de 2001 se celebra un Quinario Extraordinario en la Real Parroquia de Santa Ana con motivo del CCL Aniversario Fundacional de la Hermandad de las Aguas con las imágenes del Santísimo Cristo de las Aguas y Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor. El 11 de Marzo, como colofón a dichos actos, las Sagradas Imágenes procesionaron en su Paso de Misterio conformando un Stabat Mater, desde la Capilla de los Marineros de la Calle Pureza hasta la Capilla de Nuestra Señora del Rosario.

El Domingo 16 de Mayo de 2004 la Virgen de Guadalupe realizó un Rosario Público sobre andas con motivo del CL Aniversario del Dogma Concepcionista visitando el Monumento a la Inmaculada Concepción de la Plaza del Triunfo, celebrando Santa Misa en la Parroquia del Sagrario y visitando a la Virgen de los Reyes en la Capilla Real de la Capilla Real de la Catedral.

 

Ir a la Iglesia de San Bartolomé    Ir a la Hdad. del Rosario

Las Aguas en Santiago

aguas santiagoDe auténtica resurrección se puede considerar este periodo histórico que ocupa desde finales de 1942 a finales de 1955. Otra vez los Ramón cogen el timón de nuestra Hermandad. Su esfuerzo y el de otros, quizá más anónimos, hacen resurgir de las cenizas una titubeante Hermandad que nunca dejó de procesionar y que recompuso el Paso de Misterio en sólo cinco años con nuevas imágenes.

El Cristo de las Aguas lo adapta Antonio Illanes Rodríguez en 1943 de uno anterior realizado en 1941. La Virgen del Mayor Dolor es obra, modelada en barro inspirada en la anterior de José Romero Morillo en 1945 y que talla en madera Antonio Eslava Rubio.

De titánico se puede considerar el esfuerzo que realizaron para rehabilitar una Hermandad prácticamente extinta. Se recibieron donativos y ayudas de los más variopintos lugares y de personajes relevantes de la época. Artistas, políticos, militares y anónimos ciudadanos aportaron su grano de arena para que la Hermandad que hoy conocemos no desapareciese a pesar de los duros momentos históricos en que le tocó vivir a nuestros hermanos después de aquel maldito incendio.

En estos 13 años donde la Cofradía pasa por el duro trance de recomponerse alejada de su ámbito natural, hasta entonces, como era el Barrio de Triana, la Hermandad recibe otro duro golpe como es el fallecimiento de su Mayordomo Perpetuo Ramón Gil Trujillo. Su hijo, Ramón Gil García con otra impronta y otro carácter, coge el testigo de su padre e incorpora a la Hermandad a una nueva hornada de cofrades.

La pretensión de echar raíces se ve truncada por el mal estado del Templo y a causa de unos vecinos que nunca terminaron de entender la presencia, en aquella feligresía, de nuestra Hermandad.

 Ir a 1ª mitad del S. XX        Ir a S. Bartolomé

 

 

Hdad. de las Aguas - c/. Dos de Mayo,1 - 41001 Sevilla. Hostgator coupons - Todos los Derechos Reservados.